domingo, 19 de septiembre de 2010

Mi Nuevo Amante José 3

Hola amigos Fans y seguidores de mi Blog, acá nuevamente con ustedes para continuar la infidelidad que tuve con José, el marido de mi empleada. Este relato se ha escrito en dos partes para que no sea tediosa la lectura. Disfrútenla como yo la viví.

Luego de haber estado con José como lo planeé, me encanto cada encuentro que teníamos en mi casa, cuando su mujer no estaba, siempre buscaba la forma de coger en parte solas de mi casa, el morbo de ser descubierta me llenaba más de excitación.

Creo que Doris su mujer sospechaba que su marido la engañaba y decidí parar esta situación, ya que no quería ser yo la que destruyera ese hogar, como lo habían hecho en el pasado conmigo. Un día por la mañana vino Doris llorando y me conto que en el lugar donde viven las pandillas estaba cobrándoles una renta, solo por el hecho de vivir en ese lugar, y lo que mas temía era la vida de José, ya que este se había enfrentado con uno de ellos y juraron vengar la golpiza.

Yo como amante de mi hombre decidí ayudarlos sacando a Doris y su familia de ahí y rentarles una casa fuera de ese lugar. José tuvo que irse a Honduras en la casa de un primo lejano por miedo a represarías. Mi tristeza me embargo y lo que mas me hacia falta era la ración de leche que siempre tenia en mi casa.

Paso un mes desde la partida de José, cuando decidí ir a mi casa de la playa a relajarme un par de días y cual fue mi sorpresa que tenia cerca de una hora de haber llegado cuando don Abelino el anciano que me cuida la casa, me aviso que me buscaban y pregunte quien era y me dijeron que eran 2 hombres uno de ellos era José y el otro era el primo, un hombre casi la misma edad que la de mi José. Era un hombre alto fornido y de color. Acá en El Salvador son pocas las personas que son de color pero en Honduras si hay muchos. Cuando baje a recibirlos, ya me había puesto mas cómoda y vestía mas ligera con una faldita blanca cortita y un blusita del mismo, mis sandalias pachitas y mi ropita interior chiquita de color blanco.

Cuando vi a José me alegre mucho, pero la presencia de su primo me detuvo en no ser muy expresiva y le dije:

- José, que hace por acá?
- Seño Yanny, vine porque usted sabe que no puedo visitar a mi familia y he trabajado todo este tiempo atrás y he traído dinero para que se le entregue a mi mujer.
- Pero yo me he encargado de ellos y creo que no les falta nada. –Le dije
- Yo se lo agradezco, pero acá le entrego, para usted me haga el favor… me haría el favor?
- Si claro, pero pasen, veo que viene cansado del viaje
- Gracias, pero discúlpeme no le he presentado a mi primo, él se llama Jorge y he estado viviendo en su casa, le conté lo sucedido con estos tipos y por eso decidió acompañarme hasta aquí.
- Mucho gusto Jorge, mi Nombre es Yanny Salazar y esta es también su casa.
- Muchas gracias Señora, es muy fina. –Me estrecho la mano y me estremecí.

Pasaron a la sala y les dije que ya era muy tarde para su regreso, que si gustaban se podían quedar en una de las habitaciones de la casa, Ellos se volvieron a ver uno a otro y me dijeron que si no era molestia me aceptaban la propuesta. Yo lo que deseaba era estar con José y calmar el fuego que tenia en medio de mis piernas.

Les preparé una cena pero me falto la bebida y le dije a ellos que me disculparan que iba a ir a salir a traer unas bebidas porque se me habían terminado en el refri, José propuso que su primo fuera con Don Abelino, ya que Jorge no conocía el lugar y encantado se fueron a traer las bebidas. Ya estando en la concina José entro y me sorprendió cuando me tomo por la cintura y besando mi cuello y mis hombros:

- Umm como te he deseado mi amor
- José, estas seguro que estamos solos?
- Si yo los vi partir, no te preocupes. Vamos dame un beso siii???.
Me di vuelta dejando las cosas que tenia en la cocina y nos fundimos en un beso rico, su lengua jugaba con la mía, sus manos me acariciaban las nalgas subiendo mi faldita hasta dejarla enrollada en mi cintura, me culiaba con su cintura todavía con ropa, sintiendo como su verga estaba durísima. Le dije:

- Déjame verla José. –Y me agache a desabrocharle su pantalón y sacarle la verga que tanto había deseado. Su verga salto durísima fuera de su pantalón.
- Ummmm que rica la tenes. –La masturbe un par de veces y luego me la lleve a mi boca.
- Ahhhhh como deseaba esa boquita mamacita. –Y seguí mamándosela hasta que sus venas las podía sentir en mi lengua, la tenía a reventar. Cuando… escuche ruidos en la calle.
- José, ya vienen
- No putona, no son ellos… sigue mamándomela – Moviendo su cadera cogiéndome la boca
- Y si nos encuentran así? –Me la había sacado y lo estaba masturbando.
- Que harías? .-Me pregunto
- Pues me levanto y me voy avergonzada o sino…. –Con cara de vicio.
- O si no que?
- Se la mamo a tu primo también. –Y le pasaba la lengua por toda la verga.
- Te mato. -Me dijo. -Solo sos mía y de nadie mas.
- Si papi solo tuya, pero… si me agarra a la fuerza?
- Pues entonces que te coja, es tu gusto. –Eso fue como un corrientazo por mi espalda haciendo que mis mamadas fueran más enérgicas.
- Detente que me vas hacer venir en tu boca y no quiero hacerlo ahorita, hasta darte por el culo.
- Pero me lo haces despacito ok? –Con voz melosa. Me levante y puse mis manos en la mesa abriendo mis piernas, me aparto mi hilo y enfilo su verga en mi culo y lo restregó varias veces a mojarlo con mis jugos vaginales y restregarse el preseminal por toda mi vagina. Me la dejo ir bien rico hasta sentirme bien ensartada.
- Que rica estas mamacita ummm
- Ayyy papi despacio… no seas brusco, me la haz dejado ir toda ummm
- Sácate las tetas, quiero tocártelas –Obedecí, me subí la blusita que llevaba puesta y me saque las tetas del brasier. Yo estaba con los ojos cerrados disfrutando cada embate de la verga de José y empecé a gemir más cuando sentí que sus dedos me halaba y retorcía mis pezones.
- Ahhhhh que rico papiiiiii ummmm, me siento llenaaaa, super excitada aahh, moveeeteeee paaaapaaaciiiitooo ummmm.
- Donde quieres que te eche mi semen?
- Adentro papacito adentroooo
- Pero quiero disfrutarte más y quiero que vos me cojas. –Me dijo

Halo una silla y se sentó con la verga a apuntando al techo la tenia como piedra y eso me calentaba mas, me quite mi hilo para poder abrirme mas y que no le estorbara, le di la espalda al inclinarme recoger mi hilo y me dijo:

- Que culo mamacita, ahora que te lo veo…. Lo tenes bien bello
- Es tuyo papi, todo tuyo

Retrocedí con las piernas cerradas y era yo misma la que me restregaba la verga por toda mi vagina, al estar cerrada hacia que su roce fuera mas fuerte en mi clítoris y la excitación era mucho mayor, Él solo gemía agarrando mis caderas y dejándose llevar de mi restregada. Con mi mano tome la base de su verga en me la lleve a la entrada de mi vagina y me deje caer hasta sentirme llena de carne caliente, mis movimientos circulares volvían loco y mas cuando me la sacaba y me dejaba caer completita, mis tetas rebotan en cada sentada que me daba.

- Aaaahhhh que rica estas… ummmm como te moveeessss mamiiii ahhhhh
- Te gustaaaaa comooo me muevoooo ummmmm aaahhhh
- Siiiiii me agrada verte las nalgas, y como las moves ummmm
- Te gusssttannn???? Soy tuyas papiiiiii ummmm aaaahhhh. –Yo seguía con los sentones y mis movimientos circulares por varios minutos.

Luego me la saque toda y volví tomársela de la base, esta ves cambie de hoyo yo misma me encule con esa vergota toda llena de mis jugos, se deslizo suavemente por todo mi culo, pude sentir centímetro a centímetro como mi culo daba cabida a tamaño garrote, y para llenar mas mi mente de excitación, con la mano que me la había metido palpe adelante sus huevos hinchados topaditos en mi vagina, era una sensación de placer, de llenura, de satisfacción, no quería sacármela ni un minuto, deseaba que se quedar ahí para siempre. Sus movimientos me sacaron de ese transe y volví a sentir mas placer cuando me la sacaba casi toda y me la ensartaba nuevamente, sus manos en mi cintura acompañaba mis bajadas, sus gemidos salían de su garganta haciendo que mi mente albergara mas excitación.

Me arrecoste en su pecho y me abrí de piernas, con una de sus manos me acariciaban las tetas suavemente y la otra busco mi vagina para acariciar mi clítoris que parecía una piedrita a punto de reventar. Yo marcaba el ritmo de las ensartada deslizándome en su pecho, él aprovechaba en besar mi cuello y espalda, con mis manos acariciaba mis pechos halándomelos suavemente mientras que mi hombre me abrazaba y me ayudaba abrirme mas de piernas, como mis movimientos eran suaves, él me pidió que subiera mis pies en sus rodillas, en esa posición me la sacaba casi toda y volvía a bajar hasta toparme sus huevos en la entrada de mi culo. Él me agarro de mis nalgas y ahora era Él el que ponía el ritmo de las penetradas. La excitación era tan fuerte que le pedí que se viniera conmigo porque mi orgasmo ya lo sentía.

- Papiiiii venite en mi culoooo yaaaaaaaa ahhhiiiii que ricooooooo
- Te guste que te de por el culo, putona rica???
- Ssiiiiii me encanta papi y vos lo sabesssss
- Quien diría que toda una señora estuviera toda abierta de piernas y enculada por mi verga. Sos toda una puta
- Vos me haaaasss hechoooo puttaaaaaa ummmmm. –Eso detono algo en su mente, sus manos me levantaba mas arriba y rápido para que la enculada fuera mas violenta.
- Meeee veeeengooooo amoooooorrrr, aaaa dondeeee te lo heechhooo?
- Adentro papaaaaciiitoooo adentro. Quieroooooo queeee meeee llenes de lecheeee mi culooooo aaahhhhh

Empecé a sentir como su verga se hinchaba aventado esa lava hirviente en el fondo de mi culo haciendo estallar en un fuerte orgasmo… grite me hale los pezones, me retorcía del placer, mis piernas temblaban, mi pezones estaban bien erizos, mi vagina daba punzadas de placer, su boca me besaba todo el cuello y la espalda, con sus manos me acariciaba todo el cuerpo, los dedos de mis manos se entrelazaban en su cabello, yo arqueaba mi espalda para sentir es vergota vaciar las ultimas gotas de semen en mi interior, me quede haciendo movimientos lentos hacia los lados para sentirlo mas, estaba llena de deseo por este hombre.

Luego la razón llego a mi mente y me levante, así como me la ensarte, así disfrute de la sacada, me volví y le pegue un beso intenso.

- Que rico me has cogido José. –Empecé a meterme nuevamente las tetas al brasier y bajarme la falda.
- Te gusto mi amor?
- Si me haz dejado todo le culo abierto y lleno de leche
- Eso es lo que mas deseaba. –Me dijo
- Límpiate con esto papi. –Y le pase una toallita que se mantener en la cocina.
- No me vas a limpiar vos?
- No lindo, ya va a venir tu primo y Don Abelino y si me encuentran así de seguro me cogen los dos. –Me reí y recogí mi hilo y mis sandalias
- Eso quisieras verdad?... es lo que digo, te me haz vuelto bien puta.
- Pero solo para ti. –Me acerque nuevamente y le di un beso en sus labios

Subí a mi habitación a limpiarme el culo ya que yo sentía que emanaba sexo de mi cuerpo. En Eso escuche que ya regresaban y me dispuse a bajar nuevamente pero ya aseada y con un poquitín de perfume. Ellos habían traído varias botellas de licor y cerveza, me ofrecieron pero les dije que yo tenía por ahí una botella de vino que para mi era mas que suficiente. Ellos empezaron a tomar y la cena transcurrió de lo normal aunque hubo unos tocaditas debajo de la mesa pero hasta ahí. Luego después de cenar y estar en un corredor con vista a la piscina, creo que por el calor de los tragos y el clima costero, me solicitaron permiso para darse un chapuzón en la piscina y yo accedí diciéndoles:

- Están en su casa
- Y usted no nos va a acompañar?. –Dijo Jorge
- Estoy un poco llena, mas tarde les acompañare. Voy a ser unas llamadas en lo que ustedes disfrutan y luego los acompaño
- Como guste seño Yanny
- Solo díganme Yanny, lo de seño me hace sentir mas vieja
- Como cree, si usted esta todavía buena para…
- Para que Jorge?
- Pues para que tengo un buen novio y que no este sola
- Ya veremos Jorge, con su permiso.

Llame a la casa para asegurarme que Doris estaba en mi casa y que no se me fuera aparecer por la casa de playa, luego recogí la mesa y deje todo aseado, luego subí a mi habitación y como siempre el vino estaba haciendo su efecto, me sentía mareada y súper excitada, abrí mi gavetero y empecé a escoger el traje de baño mas pequeño que tengo. Escogí uno blanco de dos piezas y me entrelace una ramerita transparente y baje a la piscina, llegando iba cuando escuche que hablaban de mi, me asome y mis ojos no podían creer lo que estaba viendo. Era Jorge y José desnudos a la orilla con tamañas verga me imagino que estaba hablando de mi, porque se secreteaban y se reían, pero el efecto se le notaba mas a Jorge por las dimensiones que tenia ya que a José, le había sacado un rapidin antes de la cena. Jorge estaba bien empalmado, eso me excito en gran manera y por la mente se paso un trio con estos dos machos, mi cuca se encharco rápidamente y mis pezones se erizaron, me moría por el deseo de salir desnuda y que me cogieran los 2 por el culo y por la cuca. Apunto de salir cuando… CONTINUARA

Las fotos que a continuación les presento fueron tomadas en un Motel cuando veníamos de un viaje como amante José. Besos



3 comentarios:

Chemanuelito dijo...

Yanny que ricas fotos y con ese relato me paraste la verga, ya me estoy masturbando

SOLECITO dijo...

Me puso bien Caliente ni modo pes hoy me jalare la Tripa jejeje sigue asi me gustan tus relatos bien detallado y explicito

besotes

saludos Yanny

Solecito

Anónimo dijo...

Hola puta,¿tienes skype?