sábado, 13 de diciembre de 2008

Mi Amiga Marina

Esta es mi amiga Marina. Ella me pidio que publicara estas fotos... espero sean de agrado para todos mis amigos

Estas fotos se las tomo su esposo en un viaje que hiciero a los Estados Unidos
Como a toda mujer nos gusta que nos admiren, pues a mi amiga también, espero buenos comentarios de ella

Toda una señora complaciente...

Que les parece mi amiga???


Con todo mi amor... su amiga Marina y Yanny


Besos a todos

jueves, 25 de septiembre de 2008

Sexo Oral

Chupar el pene a un hombre es uno de los más puros placeres en la vida. Es triste pensar que muchas mujeres no aprecian lo divertido que puede ser. La razón es que no saben cómo hacerlo correctamente y así no acaba por ser divertido. Porque si lo hechas a perder, no conseguirás tu premio.
El pene no se endurecerá, el hombre no pasará un buen rato y la mujer siente el fallo. Pero aquí vienen las buenas noticias: es fácil aprender a ser una fabulosa chupadora de vergas. Y voy a decirte exactamente cómo. No tiene importancia el lugar que escojas, puede ser en casa en la cama o estacionada en alguna calle, pero busca todo el nivel de intimidad que necesites para sentirte relajada y excitada.
Digamos que estás en un sofá. Estás con un hombre que le gusta y sabes que a él le apetecería una buena mamada en este momento. Deslízate en el suelo entre sus piernas y abre su bragueta. Busca y palpa su verga. Si está caliente para ti, ya estará dura. Si es nervioso, puede estar aún doblada en sus calzoncillos. Mantén agarrada su polla y sube a su cara y bésalo. Observa si puedes sentir una respuesta abajo. Cualquier movimiento es una buen signo.
Ahora sácale la verga y mira cómo está. Si está tiesa, lo estás haciendo bien, en otro caso, aquí está el que hacer: Sácale las pelotas. Si los pantalones están muy tirantes, bájalos. Ahora sujeta sus pelotas en la mano izquierda y la polla en la derecha. Apriétala poco a poco hacia abajo en dirección a la base del mango y dispónte a chupar. Recorre tu lengua sobre tus labios para tenerlos listos y húmedos y mira la cara de tu hombre. El quiere mirar como le chupas.
A los hombres les gusta mirar. Ahora abre tu boca ligeramente para atormentar y excitar a tu hombre y acércate junto a su verga. Respira en él, sóplale con tu aliento caliente. Saca tu lengua de nuevo y tócale, atorméntalo. Asegurándote que tu lengua está goteante de humedad, comienza en la base de su mango y lame hacia arriba, lentamente. Gira tu cabeza de lado y simula morderle, suavemente colocando tus dientes en su carne. Humedécelo de nuevo con tu lengua y usa tu mano para esparcir el líquido alrededor si es necesario. Una verga húmeda se ve y suena más cachonda que una seca. Tu mano izquierda entretanto estará tocando sus pelotas, quizás arañándolas ligeramente con tus uñas. Puedes también querer buscar debajo y detrás de las pelotas para encontrar ese área tan sensitiva justo antes del ano, o incluso pasar tus dedos sobre su agujero muy levemente.

Ya que el músculo que causa la erección comienza ahí atrás, esto producirá una reacción en su verga. Después que hayas lamido su mango un montón de veces y está todo húmedo y duro, tu hombre comenzará a retorcerse con frustración si no comienzas a tomarlo en serio. Una rápida mirada a su cara te hará saber cuando estás llevando las cosas demasiado lejos. Atormentar es bueno... hasta un punto. Un poco de experiencia chupando vergas te enseñará cuándo se ha alcanzado este punto. En uno de tus balanceos hacia arriba con su lengua, desde la base de su mástil al borde de su capullo, no te detengas. Continúa tu larga, húmeda lamida sobre la punta de su polla, insistiendo en el agujero del centro.

Mantén tu lengua en él, si puedes, pero no chupes su cabeza aún. Ahora recorre con tu lengua el borde de su capullo, por todo el contorno, haciendo frecuentes pases por la piel tierna encarada hacia tí. Aquí es donde la mayoría de los hombres son más sensibles. ¡Pero no todos los hombres! Hay una cosa que una buena chupadora de vergas tiene que aprender a hacer, tan pronto como estés cómoda, que es: Hacer preguntas. Cada hombre es único, y también su verga. Estruja el mango y mira si brota un líquido claro. Si lo hace, baña tu lengua en él y espárcelo. Se extenderá contigo y parecerá fantásticamente erótico a tu compañero. Ahora, muestra como te gusta la sustancia. Acércate a la cabeza de la verga como si fuese un helado de crema de chocolate y mete todo el capullo en tu boca caliente. Manténlo allí. Escúchale gemir. Ahora baja rápidamente y mete tanta verga como pueda caber dentro de tu boca. No temas, no te ahogarás. Si doblas tu cuello de la manera correcta, puedes meterla limpiamente en tu garganta. Permanece así, con la polla dentro de tu boca, durante un momento. Siéntela dentro tuyo. Esto puede ser al menos tan exquisito como tenerla en tu conejito. Crece en tí. En este momento puedes hacer varias cosas.
Esta es una de ellas: Deslízala hacia atrás hasta el extremo de la verga y chasquea tu lengua contra ella. Tu hombre tendrá un hormigueo ahora, queriendo profundizar más en tu garganta. Pero no le dejes imponerse. Si lo hiciera, se iría en dos minutos y ¿esto es divertido? Moviéndote tan rápido como el pueda aguantar (no le dejes correrse aún), deslízate arriba y abajo por su verga como si estuvieras follándolo. Si está muy cerca de correrse, para, o al menos frena. Si no puedes introducirla hasta el final, puedes engañarlo un poco usando tu mano derecha para completar la sensación de tragártela a fondo. Parecerá como si la hubieses metido por completo en tu boca y hasta lo sentirá igual. Puede también deslizar tus dedos, moviéndolos en forma de O alrededor de su mango, arriba y abajo con el ritmo de su chupada. Esta es otra cosa. Además de sólo meter la verga en la boca, puedes mamarla que es bastante diferente.

Hay mamadas profundas y pequeñas y ambas sientan condenadamente bien. Tu hombre puede tener una preferencia, no obstante, así que observa sus reacciones. Tomando tan sólo el capullo en tu boca, mámalo como si fuera un pezón o un pajita. Esto le sienta tan bien al hombre, que me pone la vagina caliente tan sólo pensar en ello. La otra mamada es larga, profunda, en la que tomas la verga completa y la mamas todo el tiempo hacia arriba como si fueras un aspirador y después abajo y lo haces de nuevo, mamando hacia abajo también. Aquí hay una cosa importante que saber: Cualquiera de estos movimientos sentirán bien las primeras pocas veces o más, pero tras un rato, es como si la verga se vuelve inmune al sentimiento. Cuando notes esto, es el momento de cambiar al siguiente juego. No querrás que la polla se vaya a dormir.

La quieres constantemente estimulada, casi, pero sin llegar, al punto del orgasmo. Que es justamente donde estamos ahora. Tienes una furiosa erección en tu mano derecha y unas pelotas algo tensas en tu izquierda. Echate atrás y obsérvalo, ¿no es bello? Lleva tu mano derecha a la base de la verga y aprieta allí. Esto provocar que el mango se llene y espese, y ahora el capullo estar brillante y suave. Continúa manteniendo la polla en tu boca y chupa y prueba todos tus movimientos variados hasta que sepas que el hombre no puede soportar más y va a dispararse.

Lo que hagas ahora es entre tú y tu amante. Personalmente, yo prefiero observar el disparo. Me proporciona imágenes para mis sueños húmedos y además, es emocionante ver la leche a borbotones. Es asombroso cuanta cosa sale y lo lejos que llega el disparo. Si quieres mirar, lo sentirás venir con su mano derecha y sabrás cuando apartarte. Puedes incluso intentar coger algo con tu lengua si eres rápida. Puedes querer tragarlo, algunas muchachas lo hacen, y a montones de chicos les gusta que se lo traguen. Ten cuidado de retroceder un poco cuando estalle o si no te atragantarás y esto no es muy romántico. Cógelo en tu boca, manténlo allí y después lo tragas. Otra solución, y esta también es bonita, salvo que estés haciendo el amor donde no puedas ensuciar, es dejar los tibios, maravillosos jugos derramarse en tu boca y entonces deslizarlos alrededor de la ya húmeda verga. ¡La hace tan escurridiza y deliciosa de tocar! Querrás recorrerla con tus manos, sintiendo la verga dura hacia arriba, esparciendo la reluciente leche sobre el capullo. Esto también crea una estupenda imagen sensual, para tí y para tu hombre.

Ahora le has hecho a tu hombre una mamada que no olvidará. Créeme, si sigues mis instrucciones, este tipo querrá saber más sobre ti. He oído a los hombres que una mujer entre cuarenta sabe como hacer una buena chupada. El resto actúa como si fuera un gran favor. Lo que es otro punto que debo remarcar. Si no te gusta chupar y has intentado aprender a que te guste y todavía no funciona, no te rindas. Quizás te guste con el tiempo. Los hombres dicen que las mujeres mayores son mejores chupadoras. Pero debo advertirte, hay un montón por ahí a las que nos gusta chupar y vamos a ser una dura competencia para las que son tímidas.

Conozco amigas mias que incluso tienen orgasmos chupando vergas. Una nota final, esta vez para los hombres: No empujes. No hay nada más mortal que tener un hombre empujando tu cabeza ahí abajo. Espera. Si ella estuviera dispuesta, se pondrá en ello, quizá no hasta la segunda vez que hagan el amor. Y si le das tiempo, aprenderá a gustarle. Si a ella no le gusta, quizás si le guste a tu siguiente amante.

Esta es mi experiencia mis queridas lectoras...

Besos

Yanny

jueves, 11 de septiembre de 2008

En Negro II

Te gusta lo que ves?
Quiero que seas mi amigo secreto....
Me agrada excibirme...

Hazme saber su opinión Para mis admiradores con amor...
Yanny

lunes, 1 de septiembre de 2008

En Negro

Gracias por todos sus comentarios, halagos... espero les guste en ropa interior Negra
Me agrada que me deseen...
Te gusta mi trasero?
Especialmente para ustedes...
Mis Admiradores... Reciban un beso de mi parte Muaaahhh

jueves, 28 de agosto de 2008

En Blanco II

Hola amigos... como me lo solicitaron en todos los Relatos, acá les muestro mas fotografias.
Me encanta sentirme vista...
Me agrada mostrarme
Para mis admiradores con mucho amor...
Besos....

martes, 26 de agosto de 2008

En Blanco

Estas fotos me las tomo mi ex-esposo cuando cumpliamos 10 años de casados... espero les agrade mucho...
Me encanta usar Medias ...
Besos
Me agrada que me vean por mi trasero
Mi mejor pose
Para mis Admiradores en Ropa intima blanca

jueves, 14 de agosto de 2008

La Esposa de Mi Hermano

Luego de residir varios años fuera del país hace un mes retornó mi hermano con su esposa Marcela.

Hoy a la mañana pasé por la casa de mi hermano y me encuentro que solamente estaba Marcela quién me contó "Alberto se fue a pescar con unos amigos al sur" "así que el asado del sábado queda suspendido" "¡qué raro que no te avisó!!"

Y nos pusimos a conversar y tanto ella como yo somos grandes conversadores así que cuando nos quisimos acordar se había pasado el mediodía "quédate a almorzar Mario" me dijo y al aceptar llamó por teléfono para que trajeran comida hecha.

Terminada la comida estábamos sentados en el living y fiel a su costumbre Marcela estaba con un vestido sencillo y al estar sentada cómodamente yo podía ver sus piernas y hasta la tanga de hilo blanca que tenía puesta.

Voy a decir que Marcela tiene 42, carita redonda con pelo cortito y un cuerpo de mujer bien desarrollado con buenas tetas, buenas piernas y un lindo culito paradito.

Siempre hemos sido como hermanos ella y yo contándonos todos los chismes y los sucesos, así que le conté lo que había pasado después de la boda de mi amigo lo que la hizo reír a carcajadas y de tanto que se rió que le saltó el último botón del vestido y al saltar el último saltó el siguiente por consiguiente quedaron a la vista sus lindas tetas ya que no tenía sostén.

Eso me hizo calentar y le digo:

"anda a cambiarte el vestido porque si seguís así me van a dar ganas de cogerte"

Y ese tipo de frases eran común y corrientes entre nosotros como broma pero nunca había pasado nada hasta hoy porque cuando le dije eso Marcela se paró y se acercó a mi sillón (siempre con la tetas al aire porque no se acomodó el vestido) y sentándose sobre mis piernas me estampó un sonoro beso en la boca y me dijo:

"¿ y que si tenés ganas de cogerme? ¿te vas a quedar con las ganas?"

Y a ello le respondo:

"si me quedaré con las ganas porque sos la mujer de mi hermano"

Y ella se paró y me dijo:

"¿siiii? ¿Seguro que te vas a quedar con las ganas?"

y se desprendió los botones del vestido y lo dejó caer, se sacó la tanga de hilo quedando completamente desnuda y arrodillándose frente a mi desprendió mis pantalones y tomando mi verga con una mano se la llevó a la boca y la comenzó a chupar

Y ella me dice

"yo tengo ganas de que me cojas y no quiero que me dejes con las ganas"

Y me toma de la mano para que la siga al dormitorio de huéspedes donde luego de que nos besáramos ardientemente me desnudó

Me empujó sobre la cama y se tiró encima mi comenzando a chuparme la pija y luego se subió y abriéndose de piernas acomodó mi pija entre los labios de su concha y bajó sus nalgas haciendo que todo mi pija llenara su concha

Comenzó a moverse lentamente mientras sonreía y gemía preguntando:

"¿te gusta cómo te estoy cogiendo?"

A lo que le respondí:

"siiiii me gusta pero no con la esposa de mi hermano"

A lo que ella deteniendo sus movimientos me dice:

"¿y entonces tu hermano puede cogerse a tu esposa cosa que ha hecho en el pasado antes de nuestro viaje y no se ahora y vos no podes cogerme a mi"?"

Yo había sospechado que mi hermano podría haber tenido alguna historia con mi esposa pero no me importó porque con ella tenemos una relación abierta donde tenemos los amantes que queremos porque eso no afecta a nuestro matrimonio, al contrario.

Así que en ese momento pensé "al diablo con todo" y de un envión hice que giráramos quedando yo arriba de ella sin sacar mi pija de dentro de su concha
Y ella gemía de placer!!! llegó a un fuerte orgasmo y luego otro hasta que yo me sentí estremecer y eyaculé dentro de ella.

Luego de un rato, abrazados y siempre con mi pija dentro de ella comencé a moverme para volver a cogerla pero ella me dice:

"noooooo esperá!!!"

Y se sienta sobre la cama y me dice:

"hay algo que quiero que sepas, tu hermano nunca quiso cogerme por el culo y soy virgen de ese agujerito ¿no queres estrenarlo vos?"

Y se puso en 4 patas mostrando su culito y su conchita de la que chorreaba mi lechita.

Puse mi verga en su concha primero mientras que con un dedo que había entrado con mi semen comencé a jugar con su culo y entraba fácilmente por lo que le digo:

"Este culito ya ha sido penetrado, no me mientas"

y ella me respondió:

"siiiiiiiiii pero no por una pija sino por un consolador porque cuando tu hermanito se va a sus frecuentes viajes uso un consolador en mi concha y mi culo"

Así que saqué la verga de su concha y la apunte a su agujerito y entró bastante fácil. Comencé a bombear dentro de ese hermoso orto y ella se acariciaba la concha con los dedos estallando al rato en un orgasmo al que le siguió el mío y llené su culo con mi leche.

"ahhhhhh. ¡qué lindo que es estar bien cogida!!! y mas por una verga tan linda como la tuya"

Y se tiró boca arriba sobre la cama y me dice:

"Te voy a dar otra noticia..........el martes cuando vino tu esposa nos pegamos un lindo revolcón en esta misma cama..... ¿no estaría bueno que mañana a la noche vinieran los dos a cenar y hacemos un lindo trió?"

Mario he publicado tu historia. Gracias por confesarlo y darme la oportunidad de compartirlos con mis amigos de Todorelato.

Besos. Yanny

martes, 12 de agosto de 2008

La Infidelidad de Mi Amiga Cecy

Hola amigos de todorelatos, acá estoy de nuevo con una historia excitante de una nueva amiga, que no se atrevía a contar su historia, espero que les excite y agrade mucho como lo hizo conmigo .

Hola mi nombre en Cecy y vivo en la Ciudad de México y soy una señora casada, de 37 años de talla mediana que no se queja para nada de su cuerpo, me siento atractiva y con eso me basta, tengo 19 años de casada y 3 hijos que son mi vida entera, mi esposo Jesús, es un degenerado y pervertido hermoso que lo amo y me da lo que quiero y me ayuda a buscarlo fuera de casa también.
Entramos a esto del ambiente SW hace tiempo y hemos tenido ricas aventuras y lo que mas nos gusto fue el que me compartiera y digo nos gusto porque el se excita mucho cuando me ve o lo hago y luego le cuento y a mi, me fascina¡¡¡¡¡, es decir lo que mas practicamos son los tríos hmh. es tan delicioso sentir a dos hombres que te desean, que te cachondean tan caliente, cuando me maman mis tetas tan rico y siento una verga en mi trasero y otra en mi vagina tallándose sobre la tela es mmmmmmmmmmmm, el tener una verga en cada mano y mamar una y otra, me excito al pensarlo.
Regularmente salimos por las mañanas ya que no podemos a otras horas, y ahí, mi esposo y alguien mas me ponen a gatas cogiendo delicioso mientras le mamo a otro es tan rico sentirme penetrada que me olvido de mamar lo rico que pudiera, al sentir como me la meten y sacan, como siento sus vergas hermosas que me cogen y me cogen, como se cambian y el otro es el que me penetra y se la mamo al que me estaba cogiendo hasta que ya muy calientes los tres, me piden que monte a uno y el otro me coje por mi culito.... me vuelve loca sentir sus dos vergas cojiendome, me siento tan llena, tan mujer.
En esas estamos hasta que salimos con Ernesto, un amigo que mi esposo conoció en un bar sw. quedamos de salir con el y así lo hicimos, como ya nos conocíamos salimos directos al hotel, sin mas, Ernesto y mi esposo me empezaron a cachondear rico, y mi primer sorpresa fue que mi esposo me saco mis tetas del bra y se las ofreció para que me las mamara ............... a la vez metía su mano bajo mi falda, y me agarraba mi vagina, mojada , muy mojada, era tan rico como me estaba mamando y sentía que me metía su dedo tan rico, como pocos, te lo juro.
Me sentaron a la orilla de la cama y se pusieron enfrente de mi cara, les acariciaba la verga sobre el pantalón, mi esposo, es dotado normal, nada que digan que es lo más grande del mundo pero esta muy rico, Ernesto un poco más grande pero más grueso (no creo eso de vergas de 25 cms). Se las saque del pantalón y, las mamaba delicioso, (me vuelve loca mamar las vergas, adoro eso).
Mi segunda sorpresa y la de mi esposo fue cuando Ernesto solo le dijo a Jesús, me permites? y lo quito de mi lado… nos miramos y lo dejamos hacer solamente me acostó, ahí en la orilla de la cama, me subió la falda y metió su cara entre mis piernas, wowwwwwww que boca, su lengua me llegaba rico, sabia donde tocarme lo tomaba del pelo y le tallaba mi panochita ( así le decimos acá en México) en su cara; le gritaba a Jesús que me estaba haciendo gozar mucho que me iba a hacer venir en su cara y así paso. Me vine riquísimo, y Jesús solo se masturbaba, me dijo después que mi cara era de un placer total.
Nunca nos había pasado que alguien tomara totalmente la iniciativa, siempre nosotros marcamos la pauta, pero el, Ernesto, se levanto y su cara llena de mis jugos le dijo a Jesús, ¿me permites cojermela primero?; le vi su verga estaba rica, súper durísima, la deseaba mas que a ninguna en ese momento; Jesús me pregunto a mi, ¿quieres?, recuerdo que le dije algo como " siiiiii, déjalo que me coja el primero".
Me puso mis piernas en sus hombros y me tallaba su verga en mi clítoris, me hacia bramar de placer, sin mas, me la metió todaaaa¡¡¡¡¡ la sentí en mi matriz de una forma fantástica, me tomaba de mis nalgas y me cojia de una forma impresionante, levantándome y jalándome para cojerme: tu sabes que placer es eso, estoy segura, porque creo que nos parecemos.
Jesús estaba súper excitado, muy caliente, masturbándose; ¿gozas amor? me decía y yo le gritaba que si, que lo sentía en mi ovarios, que tranca que verga tieneee, le decía. Sentía que me venia de nuevo y le pedía mas, mas, mas y me preguntaba Ernesto, ¿mas que? "mas verga papacito, mas, estas rico" ¿quieres que te siga cogiendo? siiiiiiiiiii no pares cojeme toda, dame tu verga, cojeme mucho"
Le bañe su verga hermosa con un orgasmo gigaaaannteee y el siguió cojiendome rico hasta que quede en ese momento seca. Y Ernesto no se había venido¡¡¡¡¡, seguía con su verga dura, rica, mmmmmmmm cuanto tiempo paso no lo sé, nunca he sabido medir el tiempo, más bien me ocupo de gozar. Jesús no aguanto mas y así me acerco su verga a la boca casi apenas la empecé a mamar cuando se vino como nunca, me lleno la boca de su leche rica, súper caliente.
Eso me sorprendió y entendí que le gustaba muchísimo como me estaban cogiendo. Solo unos minutos después, Ernesto, con su verga súper parada se acostó boca arriba y me pido que me sentara en el, así lo hice dejándome caer en su tranca ensartándome sola, que placer¡¡¡¡¡¡¡ que rico me tomaba de las caderas y me la metía mas y mas, muy hondo, (tu sabes lo que es sentir una verga en lo mas profundo de una) que delicia¡¡¡¡¡¡.
No hice mas, así, me recosté en su pecho y el hizo todo el trabajo cojiendome rico, me vine no se cuantas veces hasta que Jesús me abrió mi culo y estaba tan caliente que no ocupo lubricarme ni nada mas, me la metió y tenia en mi, las dos vergas mas ricas que he tenido en mi vida, que todas me dan placer, pero esas mmmmmmmm, nos venimos los tres, no se quien primero y quien después pero el caso es que nos usamos, nos gozamos, nos dimos todo lo que teníamos.
Ahora, no es que ame a Ernesto, es mas, ni poco cariño, pero esa verga me ha cojido taaaaan rico, que ahora sin que lo sepa mi esposo, me coje cuando quiere y como quiere, tengo un vicio total por esa verga¡¡¡¡¡¡.
Yanny, espero que mi relato te haya gustado mucho y te haya excitado de sobremanera y espero lo publiques pronto… tu amiga Cecy.

Mi amiga Mercedes

Hola amigos de todo relatos, acá estoy de nuevo con un relato que una buena amiga me escribió y me cuenta que ella no tiene el valor suficiente para contarlo ni la gracias de cómo llegar a expresarlo, y me ha enviado el relato y yo le he corregido varias cosas para que sea grato a cada uno de ustedes. Por supuesto avalado por ella.

Hola, mi nombre es Mercedes, y actualmente tengo 38 años y soy viuda, el relato que mi amiga Yanny, les va a contar se remonta a unos años atrás cuando yo era joven y recién me había casado. Mi marido un militar de mi país fue el primer amor y el primer hombre en la vida, con el conocí algunas cositas de amor así como también conocí la películas pornografiazas y como un hombre se masturbaba.
En el transcurso de mi matrimonio empecé a notar cosas raras en mi marido, porque había encontrado en mi cuarto cosas raras como revistas en donde habían imágenes de mujeres teniendo sexo con varios hombres y mujeres con mujeres. También en cierta ocasión regresaba de supermercado cuando entre y escuche lamentos y gemidos en el cuarto del final y me fui acercando, dándome la sorpresa que mi marido estaba frente al TV y con su pantalón abajo de sus rodilla y masturbándose, puede ver como el se estiraba su verga y como el se empinaba y tirando su esperma en la pantalla del TV.
En ese momento comprendí que yo estaba fallando como mujer y que mi marido buscaba alguna variedad en nuestra vida amorosa, fue entonces que llevado por los consejos de una buena amiga, empecé a comprar mas ropa atrevida como hilos dentales ropa transparente y la intima, más agresiva que ustedes se pueden imaginar. Desde ahí cambio y era mas atento conmigo, hasta que un día por motivos políticos mi esposo pasaba mas en el cuartel y yo pasaba sola en mi casa, fue cuando una tarde se presento un joven de unos 22 años, y se presento como un familiar de mi marido, llamado Javier, el me contó que con mi marido eran primos hermanos y que venia del oriente de mi país a buscarlo para que le ayudará con su estudio y su estadía.
Mi marido al saber la noticia solicito permiso y vino a casa por una horas, e invitándole a que se quedará vivir con nosotros y le explico que ya con él en casa el podía estar mas tranquilo fuera porque ya la gente podía ver que no me encontraba sola y no podía ser objetivo de un asalto o que se metieran los ladrones.
El tiempo transcurrió y yo necesitaba mas a mi marido que yo iba a verlo desde afuera del cuarte en donde el hacia su guardia. Era un lugar apartado del cuartel en donde no había muro sino cerco de alambre y que bien podía uno entrar por ese lugar y poder estar un rato en ese lugar, era una especie de hortaliza y también cultivaban maíz. Mi marido se acercaba por ahí y podía conversar con él, pero era tanta la calentura que yo lleva en mi vagina que yo le pedí que cogiera ahí en ese lugar. Esperamos un momento en que cayera la noche cuando me empezó a besar y a meterme el dedo en mi vagina que yo solo cerraba mis ojos y me dejaba llevar por el momento, baja y le mamaba la verga y así podía verse desde lejos que él estaba cumpliendo con su deber con la patria y con su mujer a la ves.
A veces eran las 10 de la noche y yo con él en ese lugar en posiciones inimaginables, él solo se bajaba el cierre y sacaba su verga y yo se la mamaba arrodillada en el pasto y me chorreaba la cara y luego yo me queda en el suelo mientras el se movía como cuidando el lugar y luego volvíamos al ataque me levantaba la falda y me introducía la verga en mi vagina y me cogía en la Posición de perrito y terminaba echándome todo el semen en mi culo, como lo veía en las películas.
Fue una tarde cuando me dijeron que mi marido había fallecido en un enfrentamiento en la frontera, pasaron los meses y yo no me resignaba a la muerte de mi marido pero mi único familiar que era una tía me decía que eso no era bueno para mi embarazo y fue así cuando reaccione y me di cuenta que eso no era bueno para mi salud ni para la bebé que iba a tener. Por su parte Javier era mi apoyo y mi hombro en donde yo lloraba resignándome de la muerte de mi marido.
Pasado ya los 40 días de mi dieta, después de tener a mi bebe (Natalie) y empecé a sentir la necesidad de tener sexo y empecé a ver a Javier de otro modo, hasta el colmo de verlo cuando el se bañaba y observarlo cuando se lavaba su verga y se restregó con su jabón en toda esa verga, creo que al final el se daba cuenta de todo eso y creo que mas gozaba, sabiendo que yo lo veía.
Una noche, conversamos de cosas de la universidad y de las novias que él había tenido, el me decía que la chica con la que andaba no le gustaba que el la besara como él lo hacia, y yo le decía:
"Como es que la besas, acaso lo haces la dañas?
No prima (así me decía) lo hago suave, pero la toco toda y eso creo que no le gusta.
Ah ya veo, me imagino que ella ha de ser virgen.
Creo que si prima
Y dime una Cosa Javier, y tu… has con una mujer?
Si con muchas, pero algunas no se molestan conmigo porque dicen que las daño.
Lo que pasa, le dije, es que le has de hacer muy fuerte
A lo mejor, me dijo
Termino nuestra conversación y se nos hizo ya tarde para dormir, ya que también se acercaba una buena tormenta, yo me preparé para dormir y cuando vi en mi cajón un transparente decidí ponérmelo ya que desde que mi marido estaba en vida, no los había usado, también decidí ponérmelo para ver si a Javier yo lo excitaba y si todavía podría poner a palo a un hombre.
El solo me observaba y se dedicaba a leer su cuaderno y unos libros (como dije, el va a la universidad) y yo le dije:
No te duermes todavía?
No, me contesto, tengo parcial mañana y tengo que estudiar algo
Yo me acosté con la espalda a él y el podía ver mi cuerpo y contemplarlo a su gusto. En eso estaba cuando se fue la luz y él encendió una vela y podía verlo en la imagen reflejada en la pared. Me hice la dormida mientras le daba de mamar a mi hija cuando en ese momento escuche un ruido y era él sacándose la verga en empezándola a sobar, que nervios estar en un mismo cuarto y ver cuando un hombre se masturbaba delante de mi y yo sin hacer nada, los fluidos de mi vagina no se hicieron esperar y ya brotaban en mi cuevita, ya habían transcurrió casi la media hora cuando sentí que él se acercaba a mi y verificaba que estaba dormida, y empezó a tocarme el culo, me subió el baby doll y me acariciaba el culo de una forma ya descarada y no sabia si despertar y hacerme la sorprendida y reclamarle, pero me deje llevar por la emoción y falta de caricias.
Sentí que el se separó de mi en la oscuridad y sentí un aroma a semen y ese olor que solo el hombre despide cuando esta con su herramienta de fuera, yo hubiera querido darme vuelta y abrir mi boca para introducírmela y mamarla a mi gusto desde la base hasta la punta y luego pasarle la lengua en sus huevo y acariciárselos con mis manos y sentir nuevamente a un hombre después de meses de no tenerlo.
Él por su parte se acomodo y pasaba ya su verga ya húmeda en mi tanga y sintiendo esa verga húmeda, caliente, se podía sentir su respiración agitada cada vez que pasa su verga más en mi culo. En eso se escucho un estruendo de la tormenta que se avecinaba y con ese susto acomode mi culo casi a la orilla de la cama para que él tuviera la facilidad. Cuando el sintió eso, acerco su boca a mis nalgas y me hizo vibrar de gusto porque nadie nunca me había besado ni mucho menos besarme las parte intimas, creo que el comprendió eso, ya que yo como hipnotizada ya movía mi culo hacia el buscando su encuentro. Sentí sus manos bajando mi tanga y rozarlas por toda mis piernas, ya estaba a su merced y lo sentí nuevamente abriéndome mis nalgas e introduciéndome su lengua en mi agujero, y ahí ya no puede mas y solté un gemido y el lo escucho, eso le dio animo para acercarme la verga mas en mi culo, era una sensación nunca vivida y es me excitaba y estaba al borde de un fuerte orgasmos, pero lo aguante, porque quería mas y él lo sabia, siguió rozándome toda su cabeza en mi culo, nadie lo había hecho, pero ni mi marido, estaba en transportada a otra dimensión y me deje llevar, y eso hizo que alzará mi pierna hacia arriba para que el pudiera ver que yo deseaba verga lo mas pronto posible, el entendió y me dejo ir su verga en esa posición pero se salía y rozaba con mi clítoris, hice mi culo a la orilla de la cama y fue cuando empezó a metérmela bien adentro, sentía su cabeza topar en el fondo mi vagina, me sentía llena de carne creo que no cabía ningún dedo en mi raja estaba completamente llena, sus huevo golpeaban mis nalgas y fue cuando solté mi orgasmos y gemí tan fuerte que se escucho en todo el cuarto, me quede casi desmallada en esa posición y el se detuvo a sentirme que yo había terminado.
Rodé mas a mi hija para hacerle campo en mi cama a Javier y el se acostó a mi lado, abrazándome y acariciándome todo el cuerpo y sentía que en medio de mis piernas estaba su pene y yo lo tenia aprisionado y salía su cabezota delante de mi vagina eso me dio a comprender como las niñas de su edad no lo soportaban dentro y las lastimaba, pero a mi, de lograr lastimarme me había hecho sentir la mujer mas satisfecha y llena. El me acaricio mis senos, me los halaba y eso me hizo calentarme nuevamente, el al sentirme los pezones duros comprendió que yo estaba lista para seguir disfrutando mas. Así es que yo me incline más hacia atrás y el se agarro su pene me lo restregaba en mi clítoris, lo hacia bruscamente y decidí tomarlo y le dije:
te gusta lo que sientes? Y me respondió con un gemido
siiii así que rico te lo pasas en toda tu torta ahhhhhh que sabroso
si me gusta sentir tu cabezota en toda mi raja, le dije ummmm
si metétela toda prima ahhhh
me la ubique en la entrada y me la dejo ir poco a poco, la sentí centímetro a centímetro y le dio fuerte y preciso su huevos los sentía en la entrada a mi concha rebotando y haciendo un sonido que ya tenia meses de no oírlo. Su arremetida me encantaban, su mano me tomaba la pierna para tomarme a su antojo, y me arqueaba para que su arremetía fuera profunda e intensa, yo gemía como una perra en celo y disfrutaba de esa cogida, y fue cuando lleve mi mano a mi entrepierna para sentir como esa verga entraba y salía, se sentía en grande su huevos chocaban con mis dedos y fue cuando los tome y se los empecé a halar y el gimió mas y fue cuando se vino en un fuerte orgasmos su leche la sentía en el fondo golpeando con fuerza y caliente bañándome todas las paredes vaginales y fue cuando nuevamente me vine en otro orgasmo lindo que yo le apretaba sus huevo y los llevaba mas a mi concha, quería sentirlo mas y mas en mi que mi torta daba pulsaciones de temblor alrededor de su mástil que todavía lazaba las ultimas gotitas de semen en mi interior. Él bajo mi pierna y empezó a emanar leche de nuestras partes ya que como dije el me llenaba toda y no había espacio para su semen era como exprimir una bolsa que salían a chorro todo su semen en mi culo y en todos mi labios, así como también en todos sus huevos y mis manos, se sentía aquello caliente ligoso y eso me creo un morbo intenso que hizo que me llevará mis dedos en mis senos y mi boca.
Luego mi hija empezó a llorar y el se levanto y encendió nuestra lámpara de noche y así fue que por primera vez yo viera al primo de mi marido desnudo con su macana al aire semi erecta bamboleándose de un lado a otro parecía un burrito con su cosota colgando, a todo esto yo me secaba con la sabana los restos de nuestro salvaje sexo y mi hija tomando su rica lechita de mi seno materno.
Luego reaccione que yo me había untado de semen los pechos y mi hija estaba mamando de ahí, y solo la vi y sonreí y me quede pensando que en varios años mas adelante ese sabor ella lo reconocerá.
Bueno Yanny, esta es mi historia espero que tu le pongas esa salsa a esta historia y puedas modificar algo que esta mal, recuerda que no soy escritora por el estilo pero en las línea que te envié, te di a conocer lo que sentí. Besos y espero leerlo cuando lo termines.
Mercedes ya envíe tu relato y espero que sea de tu agrado y para todos los que han seguido mis relatos y como siempre espero sus comentarios a mi correo y cualquier contacto yo lo haré a Mercedes.
Su amiga… Yanny

Infidelidad con Victor

Ya eran varias veces en que mi marido venia de su trabajo cansado ya que estos días atrás él me había dicho que tenían que terminar lo de un proyecto en la empresa y que por esa razón el venia ya cerca la medianoche.
Yo como esposa comprendí, pero en el fondo sabia que el iba a ver a su amante Silvia (mi ex – amiga) y también sabia que Mario (El esposo de ella) estaba fuera del país y ellos aprovechaban para verse y por supuesto para tener unas buenas hora de sexo. Y mientras tanto yo sola en casa con la angustia de que horas vendrá mi marido.
Fue esa noche que le dije que me sentía sola y que desde que empezó con el proyecto de la empresa, me tenia abandonada y necesitada de sexo; fue entonces que el me prometió que para el día de mañana (ósea Viernes) cenaríamos en casa y que me pusiera bien sexy para él porque esa noche ni íbamos a dormir de tanto sexo que nos esperaba.
Yo no me aguantaba porque ya fuera viernes por la noche, para poder tener mi ración de sexo ya que desde hacia ya 22 días que el no me cogia.
Era viernes en la mañana y recordé que tenia varios compromisos que cumplir uno de ellos era que, tenía que ir al ginecólogo y hacerme un chequeo y llevar mi auto a que repararan del sistema eléctrico. Me dispuse a ir a ambas citas, primero pase al taller donde mi dijo el encargado que tenia que dejarlo y que le dejara las llaves que él con gusto me lo llevaba a mi casa. El tipo me miraba con morbo, ya que mi busto casi se me salía de mi pecho y de eso me percate cuando el mecánico me miraba así lascivamente, eso me provoco algo de excitación.
Luego como no tenia como llegar pronto al consultorio, tuve que abordar el autobús y ustedes ya saben como es andar en autobús. (para los que viven acá en mi país o de Centroamérica). Primero un tipo me toco las nalgas cuando me abrí paso para caminar al centro del autobús, luego otro se me puso atrás de mí sobandome la tranca en medio de mis nalgas, pero creo que el tipo llevaba prisa porque la esposa o mujer lo halo y le dijo que esta estación de buses se iban a bajar, ya me quedé mas tranquila al lado de un hombre que llevaba en sus piernas unas bolsas y con un gran disimulo empezó queriéndome rozar con su hombro en medio de mis piernas logrando así que me empezará a mojar y con los embates del autobús rozaba mas mi vagina en su hombro, el creo que lo noto y llevo su mano a su hombro con la intención de rascarse pero yo me di cuenta de eso e hice como que no me daba cuenta él no se daba cuenta de que yo lo observaba detenidamente en la ventana del autobús y mira como sus dedos empezaban a rozar mi vestido a la altura de mi concha… eso me provocaba de que me siguiera excitando, luego me despegaba de él y volvía a mi realidad y me decía "Yanny que estas haciendo… estas loca? Le estas arrimando la concha a este tipo y no sabes nada de él?" esos eran mis pensamientos, pero la falta de sexo hacia que yo me le insinuara mas. El colmo fue cuando ya acercándome a mi bajada me incline un poco, con la intensión de ver si ya estaba cerca mi bajada del autobús y puse mis pechos a la altura de su cara, el tipo no puedo ya soportar la excitación que llevaba y me paso la lengua en ellos. Yo el voltee a ver y le hice una cara de enojo, pero en el fondo esto me había agradado, en la inclinación otro tipo ya estaba ocupando la retaguardia y rozándome la verga en mi culo.
El colmo fue que cuando hale la cuerda del timbre de aviso de que me bajaba, el tipo que llevaba la frente me metió la mano debajo de mi vestido y pudo llegar a tocar mi tanga, que por cierto estaba pidiendo a gritos una verga (recuerden que ya tenia días de no hacer el amor) Salí como puede y el tipo que tenia pegado a mi culo solo medio una palmadita y diciéndome: "Estas bien rica mamacita", no le di importancia y baje como pude y en las escalinatas estaba cuando me percate de que mi vestido estaba arrollado casi a la cintura y por supuesto mi ropa intima al descubierto.
"Lindos son mis ojos al ver la hermosura de tus piernas" me dijo el tipo que había cedido en bajarse y ayudarnos a los que bajábamos. Me baje como puede el vestido y salí directo al consultorio.
Ya estando en el, la enfermera me explico que la doctora ya se había retirado pero si usted gusta puede pasar con otro ginecólogo, acepte entre al consultorio y como era de esperar era un joven bien parecido, un poco bajo pero agradable me indico donde cambiarme y me ubico en la camilla cuando me acorde que mi vagina estaba que era un mar y me disponía a ir al sanitario cuando el ya estaba sentado ya delante de mi, empezó a examinarme y creo que se dio cuenta de la fluidez de mi vagina y que deseaba que alguien me penetrará, también creo que se dio cuenta de mi aroma, porque yo misma me sentía que olía a hembra en celo.
Creo que lo noto y llevo su látex cerca de mi clítoris y lo rozaba continuamente, yo por el contrario, cerraba mis ojos y estrujaba la sabana de la camilla y creo que él lo noto y dejo de hacerlo. No se porque no continuo, se levanto de su silla como cuando un anciano camina ya encorvado y creo que era para que no se le notará la erección que yo le había producido. También quiero contarles que yo siempre llevo mi vagina depilada y creo que eso le admiro mas cuando me vio toda abierta para él, creo que de ahí empezó a imaginarse que yo si necesitaba de un toqueteo, pero creo que la ética de ese profesional lo llevo a detenerse y no cometer lo que yo estaba deseando.
Salí de ahí más caliente de lo que había amanecido y me dirigí a mi casa a tomar una ducha fría y preparar lo que se iba a cocinar para la cena tan esperada.
La llegada de mi esposo me fue de improviso que cuando lo oí entrar ya lo tenia tocándome el culo en la cocina y se le notaba que ya venia bebido, eso me enojo, pero a la vez me calentó mas porque cuando el se pone así, cuesta que el se venga y dure mas poseyéndome.
Sorpresa fue la mía cuando el tomo de la nevera un vaso mas y me dijo que pusiera otro plato mas que venia un empleado de él y que iba a cenar con nosotros. Cuando salí a saludarlo, mi esposo me lo presento como el que hace los oficios varios en la empresa y que él padecía de sordera leve y que no articulaba palabra (era mudo). En varias empresas colocan a personas con discapacidades para ayudar a ese tipo de personas, no se si en otros países lo hacen pero acá si.
Mi esposo me explico que el autobús que lo llevaba a su pueblo lo había dejado y que por hacerle un favor a él, había perdido el autobús y para compensarlo, lo trajo a que pasará la noche en nuestra casa, yo no tuve objeción. Luego yo misma le enseñe la habitación donde el se iba a quedar y el solo sonreía y se notaba la cara de vicioso que ponía cada vez que me miraba y en cada vuelta que yo daba el volvía su mirada a mi culo, eso en un momento me excito de gran manera que cuando mi esposo se me acercaba yo cariñosamente le sobaba la verga encima de su pantalón y me dejaba que me metiera los dedos debajo de mi vestido y llegar a mi hilo dental sin que no nos viera su empleado.
"Estas tan rica que ahora te voy a dar como nunca antes te he dado" esas palabras me hacían que mi vagina derramará, mas néctar, me besaba y seguía con el toqueteo, esto lo hacia cuando iba a la cocina o en la pasada que yo daba.
La cena transcurrió normal, terminamos y dispuse a levantar y llevar los cubiertos a la cocina cuando Víctor, que así se llamaba esta persona me ayudo, yo la verdad que solo le sonreía y me daba pena entablar alguna conversación con él, la verdad no sabia como y solo con el gesto de amabilidad me conformaba a mostrársela.
El se retiro a la sala y regreso mi marido, se puso a mi espalda a rozarme toda, y ahí no soporte mas y deje lo que tenia en la mano y baje a quedar de rodillas ante el y le saque la verga y se la empecé a mamar, estaba desesperada quería ya mi ración el lo sabia y solo me decía: "Amor nos van a ver… esperare ahhhhh ummmm que rico ahhhh siiiiii vaaa moooss a la sala, y yo seguia que ya me diera aunque sea una descarga pero se negaba, entonces le dije: "Si no quieres terminar, yo si quiero tener mi primer orgasmo" "Vamos meteméla" subí mi vestido, me hizo a un lado el hilo que llevaba y me penetro, fue tan fácil ya que mi vagina había estado lubricada desde la mañana y no tuve problemas en la entrada…. lo sentía bien rico dentro de mi… sus manos estaban en mi cintura y el cacheteo se podía oír en toda la cocina, inclusive hasta la sala pero no me preocupaba de nuestro invitado ya que el padecía de sordera leve.
Mi marido, estaba como palo y en el momento que ya estaba por alcanzar mi primer orgasmo… entro nuestro invitado, descubriéndonos en esa pose, hicimos como que mi marido me estaba abrazando y sacando su verga de mi vagina, nos hicimos como que estábamos haciendo algo sobre el lava trastos pero era evidente de que nos había sorprendido. Mi vestido todavía estaba arriba y mi hilo todavía estaba sobre mi nalga. Me baje el vestido como pude me arregle y tenia vergüenza de salir y seguir en la sala conversando, pero tome una copa y me arme de valor a salir a nuestra sala.
Yo me limite solamente a ver como mi marido le hacia señas a él y mostrarle algunas cosas como las fotos de nuestro casamiento, la casa, unos planos y luego se quedaron tomando una cubas mas y le dije a mi marido que yo me retiraba que me sentía ya cansada y creo que era un buen propósito para llevarme a mi marido a la cama.
Él me acompaño a mi cuarto y me dijo que me quedará solo en ropa intima acostada como a el le gusta (boca abajo y en mi vientre una almohada, para que quedará con el culo a disposición de él) Yo le insistía que se quedará pero me decía "Amor ya voy a regresar, yo te prometo que solo media hora mas" pero no fue así, yo me fui quedando dormida en mi cuarto con una luz tenue.
De repente lo sentí a mi lado y solo balbuceaba que me quería y que yo era su adoración… en ese momento comprendí que mi fiesta se vino a bajo. Creo que había pasado cerca de la media hora cuando sentí una lengua rozándome el culo y una manos abriéndome las nalgas y pensé "Creo que si voy a tener mi fiesta" no abrí los ojos y disfrutaba del momento… era un placer único porque con su lengua rodeaba mi culo y daba empujones de que quería entrar, así me tuvo cerca de unos 15 mins. Lleve mi mano a mi vagina y empecé a rozarme el clítoris con mis dedos, fue cuando tuve un orgasmo tan fuerte que sentía que me orinaba y necesitaba ya que me la metieran y sentirme llena de carne caliente rozándome las paredes de mi vagina.
Pero no fue así, él seguía lamiendo mi culo y yo se lo servia levantado mas para llegar al encuentro de su lengua que quería penetrarme… y no soporte mas y le dije "Amor ya no soporto quiero que ya me penetres" sentí sus manos en mi cintura se ubico atrás de mi… eleve un poco mas mi culo, y empezó a rozarme la verga por toda la vagina… ahhhhhh que rico, era una emoción comprimida que tenia yo desde hace ya varios días y que lo deseaba y se me estaba cumpliendo mi sueño de hacer el amor después de 22 días.
Yo lleve mis manos a mis nalgas y las abría para que mi amor pudiera pasar a su antojo la verga… el por el contrario también la llevaba a mi culo y le pegaba sus golpecitos en el para castigarlo con el deseo de penetrar pero no lo hacia… todo esto me tenia al borde de mi segundo orgasmo… cuando eleve mi culo y le deje a su disposición mi coño para me penetrará ya y ubico su verga en mi coño y lo empezó a meter lentamente y empecé a sentí esa llenura que solo la verga puede dar la sentía gruesa y larga… fue ahí cuando se me venia el orgasmo… y quería sentirla toda y fui al encuentro de esa verga que tanto anhelaba y que por varios días no me daba su ración del leche…. Ahhhhh ummmm me vengo mi amorrrra aaaaahhhiiiiii siiiii asiiiiiiiiii aaaaahhh y me quede muerta en esa posición… y fue cuando sentí a un bostezo cerca de mi cara… me asuste en el momento y me dije: "Que paso? Dos hombres? Eleve mi cara y era mi marido que estaba acostado en la misma posición que había llegado… entonces quien era el otro? Era Víctor que todavía me tenia clavada y no hice ningún movimiento, pero el volvia al ataque y me la sacaba y me la volvía a enterrar era una sensación extraña de tener a mi marido dormido y borracho y con otro agarrado de la cola…. Eso era lo ultimo yo siendo infiel en mi cama y con el empleado de mi marido…. Pero que verga decía yo en mi dentro fue entonces que pensando todo esto... se me vino otro orgasmo y lo que hice fue morder la almohada y estrujar la sabana… era una sensación agradable pero a la vez culpable… eleve mi rostro y voltee a ver la pared en donde se reflejaban nuestros cuerpos y eras la misma cesación de verse en espejo y verte como te ensarta la verga en tu coño… ummmm
Volviendo al relato… terminando mi ultimo orgasmo, sentí que él se estaba contrayendo y sentía como su verga se iba inflando y a los dos segundo empezó a estrellarme todo su semen en el fondo de mi vagina… era impresionante la fuerza que este semen tenia, que sentía el golpe y caliente a la vez…. Sus manos me agarraron con fuerza y voltee a ver la imagen reflejada en la pared y veía como arqueaba su cuerpo hacia delante y su cabeza echada hacia arriba. Esa imagen la tengo bien grabada en mi mente.
Saco su pene de mi vagina dejando ese hoyo chorreando semen y con un dolor agudo en mis labios vaginales… luego quede como adormitada en la misma posición en que me encontró. Volví a reaccionar como a los 15 mins y él ya no se encontraba en nuestro cuarto… temerosa…. Fije mi mirada en mi marido que yacía dormido todavía, con una leve sonrisa en su rostro por algún sueño erótico y sin pensar que su mujer la acababan de poseer es su propia cama.
Me dirigí al baño y meditando lo que había pasado… me culpaba pero a la vez me sentía un poco satisfecha, pero como ustedes saben… soy una mujer necesitada de amor y creo que me hacia falta un poquitin mas de leche… así es que me arme de valor, Salí del cuarto de baño me dirigí al pie de la cama, llame varias veces a mi esposo, moví sus piernas y el no reaccionaba; al ver esto me dispuse y me dirigí al cuarto del invitado y estaba en la penumbra, me dirigí lentamente… llegue al pie de la cama, toque y me acomode en la orilla de la cama dándole la espalda a él y el comprendió que yo necesitaba mas de su verga… el me atrajo a su cuerpo y me ubico su verga en mi culo… y fue ahí que al contacto con mi culo que su verga creció nuevamente y empezó el roce que tanto deseaba… el por su parte me besaba la espalda y me apretaba las tetas con su manos, era algo increíble que pudiera mas el deseo, que la razón y ahí estaba yo entregándome a un desconocido que me tomo la pierna y me la elevo para colocarse cómodamente atrás de mi y rozarme con su verga en toda mi raja… una de mis manos se fue en medio de mis piernas para tocar aquella finura de verga que me estaba volviendo loca por tener una y otra vez.
Puso la punta de su verga y empujo fuertemente en mi culo que fue cediendo poco a poco tragándome por completo, sus dedos jugaban en mi clítoris lo sobaba de arriba hacia abajo y terminaba incrustándome los dedos en mi hoyo, luego los sacaba y volvía a toca mi clítoris haciendo que yo misma mantuviera mi pierna para que el pudiera toca mi raja a su antojo…. Creo que cuando me lleve la pierna mas arriba puedo el penetrarme por completo y empezó a bombearme con fuerza y yo gemía de placer y estrujaba mis pechos sintiendo este hombre estaba dentro de mi, grite al sentir como nuevamente su verga se inflaba y empezaba a retener lo mas que podía su semen para luego recargarlo con toda su fuerza dentro de mi culo… me arquee para sentirlo mas adentro y empezó a derramarse dentro de mi y sentí su semen calientes invadiendo mis intestinos, mi culo ahorcaba su pene tratando de sacarle todo el semen posible y cuando termino descargarse… me vine en un lindo orgasmo, su verga todavía daba sus ultimas contracciones y baje mi pierna para quedarme placidamente en su brazo.
Reaccione a los 10 mins y me levante asustada y volviendo a la realidad con la vergüenza en mi interior. Llegue a mi cama y el borracho de mi marido, como si nada en su quinto sueño creo yo.
Al día siguiente ni me levante a despedir a mi marido ni a su empleado, luego me di cuenta que lo quitaron por robo de dinero a una empleada de la empresa, hasta la fecha no he sabido nada de él y en fondo lo recuerdo y creo que el no dirá nada.
Como siempre espero sus comentarios a mi correo
Besos
Yanny

Sigue mi Infidelidad

Ya pasaron varios meses de mi ultimo relato y desde esa vez he estado muy tentada a escribirlo pero no lo había hecho por múltiples ocupaciones (Trabajo), Resulta que siempre he recibido todos lo correos por muy grotescos que parezcan, lo he leído todos y a cada uno los he respondido.
En uno de estos correos conocí a Jesús un hombre de unos 38 años quien vive en mi mismo país y ha tratado por todos los medios en invitarme a conocerme, cosa que siempre me he negado. Un día me decidí a conocerlo ya que me sentía sola, ya que mi marido no se ha ocupado de mi últimamente y me sentía caliento y solo imaginando parejas haciendo el amor, visitando y leyendo relatos de infidelidades.
Era un día viernes y decidí llamar a Jesús, que por cierto el me comentaba que tenia una pequeña finca en las afueras de la ciudad. Emprendí a si el camino y el deseo fue creciendo cada vez mas cuando me acercaba al punto de reunión, cuando llegue… era un centro comercial donde yo lo había citado y me quede un rato en el estacionamiento meditando lo que posiblemente pasaría y solo se me venia a la mente las infidelidades de mi marido… tome el valor y salí de mi vehículo vestida con un vestido pegado a mi cuerpo mis zapatos altos (como ejecutiva de un banco) y por supuesto mi ropa interior de color negro (cosa que me fascina), llegue y cuando me vio se levanto y dirigió su mirada a todo mi cuerpo… eso me estremeció y al verle también pude contemplar que era un hombre robusto con una manos grandes su camisa y su jeans bien ajustado a su cuerpo, era realmente excitante.
Después de tomar una taza de café en ese centro comercial decidimos partir a su pequeña finca en las afueras, yo me sentía bien nerviosa y creo que el también porque dejábamos de hablar y de no cometer un comentario que fuera el caso, creo que el entendió eso y empezó a lagarme en la forma que yo iba vestida, eso me tranquilizo y empecé a entrar en mas confianza.
Cuando llegamos me hizo pasar a una casa de esas grandes toda de madera fina y unos buenos acabados, nos dirigimos a una sala en donde se encontraba su escritorio y una computadora. El me decía que desde este cuarto en la soledad de la noche me escribía y leía mis relatos… me hizo pasar a su silla y me enseño el programa, en donde el tenia su dificulta (recuerden que mi profesión es programadora) y le aclare algunas dudas y como podría sobrellevar dicho problema, creo que el estaba tan excitado como yo que cuando yo termine de hablar se me acerco y topo su labios a los míos haciéndome dar un pequeño pero leve suspiro me tomo de mis brazos y me atajo hacia él diciéndome lo mucho que deseaba que llegara ese momento.
Yanny eres realmente una mujer muy hermosa, que diera yo por ser tu marido y nunca dejarte sola.
El solo se preocupa de su amante, le dije (Silvia mi amiga se volvió su amante desde que yo me entere que ellos se veían en su oficina)
El regreso nuevamente a besarme y me empezó a despojarme de mis ropas dejándome solamente en tanga negra y mi bra. Luego decidí a quitarle toda la camisa y besarle la tetilla, cosa que a él le encantaba… solté su cinturón y me detuvo diciendo:
Yanny déjame admirarte y ver como te desnudas delante de mí.
Cosa que asenté con un movimiento de mi cabeza y me di vuelta, dándole la espalda y quitándome el sostén lentamente, luego voltee y le pregunte:
Te gusta mis tetas?
Están bien deliciosas, pero sigue amor quiero verte desnuda completamente.
Volví nuevamente a darle la espalda y fui bajando mi tanga hasta mis rodilla y volví mi cabeza y ya el ya se encontraba semi desnudo. Metí mis manos en medio de mis piernas y roce levemente mi raja haciendo que me quedará húmeda mi mano, por lo jugos que me tenían desde que entre a su oficina.
El se dirigió a mi desnudo como Dios lo trajo a mundo y con su pequeño pene pero debo decir que buen grosor… hice que me llevará a un pequeño sofá que se encontraba a mis espaldas… y cuando llegue me senté y lo deje parado, dejándome todo su pene a mi vista… lo tome con mis manos, lo acaricie y me lo lleve a mi boca… cosa que sentí que a el le agradaba… trate de metérmelo todo, cosa que el solo se limitaba a decir lo que sentía:
Que rico mamas Yanny…. Siiii así ummmmm massssss ahhhhhhh
Vamos mécetelo todo siiiiii ahhhhhhhhh siiiii así mamasitaaaaa
Eso hizo que yo me lo llevara hasta mi garganta haciendo que gimiera mas.
-Te gusta le decía yo cuando me la sacaba y la deja fuera sobre mi lengua para que me respondiera
Siiiiiii lo haces bien amor, me decía.
Proseguí con esa mamada espectacular que le estaba propinando y por la calentura que yo tenia en ese momento me lleve la mano a mi vagina y empecé a masturbarme y emitir sonidos de una buena corrida… en el preciso momento en que estaba por terminar lleve mi vista a su cara y abrí mas mi boca para que viera que toda su verga la tenia dentro y se me ocurrió sacar mi lengua así atorada de carne caliente… y lamer sus huevos (cosa que la había visto en una película porno) En ese instante yo me sentía en el cielo, este hombre me estaba siendo sentir una mujer con ese pequeño pene, pero con un sabor agradable.
Fue en ese instante que hale mi clítoris con mis dedos y solté un gemido de placer que él comprendió que yo estaba teniendo un orgasmo… creo que él no resistió y….
En este momento yo me vengooooooooo ahhhhhhhh ummmmmm rico
Agarrandome la cabeza y haciendo que me hundiera mas la verga en mi garganta y sus chorros de caliente esperma se estrellaba en el fondo de mi garganta, cosa que me hizo dar una arcada de sensación de vomito, pero la soporte y solo hacia movimientos de tragar y tragar mas hasta que este hombre se vació todo en mi garganta…
Me quede acariciando sus piernas que aun las sentía temblorosas y rígidas… el me acariciaba mi rostro mientras me decía todo lo que había disfrutado…
Llevo sus manos a mi raja haciendo masajes leves y besándome las tetas que ya estaban nuevamente excitadas por las grandes manos de este hombre… llevo su boca a mi vagina y cuando poso su lengua en clítoris dio unos movimientos con su puntita y luego lo succiono con maestría y fue en ese momento en que me vine en otro abruto orgasmo llenándole todo al boca y barbilla de mis potentota venida.
Era el momento en que este hombre me hiciera su mujer… me levanto en peso y me llevo a su escritorio abriéndome las piernas y posándose en medio de ellas yo, solo me dejaba llevar por las caricias de Jesús…. Levante levemente mi cabeza y observe que el se había agarrado su pene y me empezó a rozar levemente su cabeza en toda mi raja, eso me tenia al borde de otro orgasmo, pero me contuve llevando mi mente a la sobriedad de donde me encontraba lejos de mi casa con las piernas abiertas disfrutando de una buena cogida… yo Yanny una mujer recatada fiel a su marido… y encontrándome acostada en un escritorio con las piernas abierta garrada de mis tobillos a merced de este hombre que me estaba haciendo disfrutar de este momento.
Mis movimientos no se hicieron esperar, yo movía mi pelvis al encuentro de esa verga, pero el no se decidía a penetrarme sino que, hacerme que le pidiera que me la metiera toda cosa que mis labios dijeron:
Vamos Jesús, no seas malo en penetrame yaaaaa
Él condujo su verga a mi hoyo y le empujo hasta adentro cosa que me agrado mucho… y disfrute. Sus movimientos fueron en aumento hasta que saco su pene y lo restregó en toda mi raja y se vino en todo mi clítoris, sentí su esperma en toda mi raja, caliente y pegajosa, cosa que no resistí y me lleve mi mano hacia mi clítoris y lo restregué por toda mi vagina, cosa que no aguante y solté un gemido anunciando mi venida.
Quede tendida en su escritorio con los tobillos en sus mano… cuando recobre el conocimiento el me estaba restregando nuevamente su pene en mi ano. Yo sabía que después de leer todos mis relatos… él quería probar mi ano.
Le dije: Quieres probar mi culo
Si me dijo el lo que mas deseo
Esperarme, me pondré en cuatro mi me lo haces…
No tardo mucho en rozarme su cabeza en mi ano…. Y empezó a tratar de meterlo pero aun no se reponía de la ultima cavada, y no tenia el pene todavía erecto, cosa que hice mover mi culo para excitarlo y su pene en un lapso de 2 mins, ya lo tenia como piedra y ahora si… me agarro de la cintura y me penetro bruscamente y al fondo, comprende que estaba al fondo porque sus huevos chocaban en mi raja…
Siiiii así estas bien rico le decía yo, dale mas abrime el culo por favor
Siiii vamos mas le decía
Aaahhhhhhh vamos más duro…
Y creo que esas palabras no soporto más y empezó a inundarme los intestinos con su caliente esperma, y fue en ese momento que me vine nuevamente.
Sentí como su verga salía de mi culo y chorreando blanca esperma.
El se limito a decirme lo rica que estaba y que quería que esto se repitiera y yo le dije:
Eso ya lo veremos, dame el tel. de tu casa? O crees que se va a entera tu esposa?
No no es eso me dijo…. Claro acá lo tienes (con duda en su cara)
Me vestí y Salí de ahí satisfecha de una buena sesión.
Y como te lo prometí Jesús acá esta mi publicación, y quiero que sepas que el buen hombre no es el que tenga el pene más grande sino el que sabe satisfacer a una mujer…

Espero tu comentario y a todos mis seguidores su opinión y sus fotos…

Como Disfruté en la Despedida de Soltera...

Ya han pasado ya varios días desde que paso mi última infidelidad con Oswaldo y la verdad que desde esa vez mi marido ya no me toca, creo que ha sido la influencia de Silvia mi amiga que en realidad ahora ella se ha convertido en rival. Ellos piensan que no me doy cuenta de que ellos se ven en la oficina de mi marido o en casa de ella, pero yo estoy al tanto de las infidelidades de mi marido.
Ahora bien, todos los que conocen mi historia con Mario, y se preguntaran que porque yo no hago lo mismo, y la verdad es que ganas me sobran, pero tengo que cuidarme y trato la manera de no ser tan puta.
Ya habían pasado los días y yo me encontraba necesitada y pedía a gritos una verga para que mi hiciera sentir mujer nuevamente, en eso sonó mi tel. y era mi amiga Diana. Resulta que ella estaba organizando una despedida de Soltera para otra amiga de ella que se llama Olivia, y Diana me llamo para ver si yo podía acompañarla a esa fiesta que ella le organizaba a Olivia, me anime y acudí ese día a dicha fiesta.
Era una fiesta solo de señoras oscilando entre los 35 y 40 años todas unas mujeres elegantes, Diana me presento a sus Amigas y por supuesto a la feliz agasajada, repartieron los regalos las bebidas y ya esto estaba bien a tono, en los regalos habían desde ropa intima hasta bromas como preservativos y uno cuantos consoladores. En cada uno de los regalos se hacían las risas y la emoción se le veía a Olivia en sus ojos cuando abría cada regalo.
En eso Diana me dice, les tengo una sorpresota, cuando en eso sonó el timbre de la casa y mi amiga se levanto para ir a ver quien era… en eso entraron 4 chicos bien formados con sus jeans ajustados y sus camisetas bien pegadas haciendo notar la musculatura. Eran unos stripers que Diana había contratado para dicha fiesta, el ambienta cambio cuando uno de ellos empezó a bailar delante de todas nosotras, las mujeres que parecían unas señoras decentes empezaban a mostrar lo contrario, yo por mi parte sonreía y veía el instrumento del chico que estaba bailando, cada uno de ellos fue pasando y cada baile era mas atrevido ya que las señoras empezaron a tocar a los chicos y estos acercándose mas, todas estábamos locas divirtiéndonos y provocando a los stripers, fue algo divertido, algunas de las señoras hasta le agarraron el miembro a alguno de ellos, y una se la saco al mas guapo y se la chupo delante de todas las demás, yo por supuesto al ver eso me calenté.
El caso es que cuando termino el show, ellos nos dijeron que quien quería un baile privado, traían un biombo como de vestidor y lo pusieron en una orilla del salón donde estábamos, varias de las amigas que nos encontrábamos si se animaron unas decidimos quedamos y hacer comentarios de lo que había pasado.
Mi amiga Diana Pago a unos de ellos para que le hiciera un balie privado ella y el chico entraron al biombo y se empezó a escuchar la música yo tenia el deseo de ir a ver que era lo que mi amiga iba hacer a tan grato espectáculo, las demás chicas decidieron salir y conocer la casa mientras yo me levante lleve mi copa cerca y me asome a ver que era el show y de donde yo me encontraba se reflejaba por un espejo todo el espectáculo que el chico mas guapo le hacia a mi amiga.
Diana se encontraba sentada en una silla con una minifalda cortita negra, medias botas y un sweater negro y blanco delgadito, mientras el chico se contorsionaba delante de ella, vi claramente cuando el chico le acercaba el pito a la cara de mi amiga, ella no soporto y le tomo con su manos las nalgas que por cierto se le veían duritas y se restregó el pito en toda la cara, le saco la lengua y por encima de la tanga le dio unos lengüetazos en su garrote. Era indescriptible ver a Diana haciendo eso, cuando en ese momento se acerco uno de los chicos por detrás de mi y me dijo al oído, te gusta lo que ves? Lo voltee a ver y creo que él noto la cara de deseo que tenia en ese momento, solo le sonreí dándole a entender que si me agradaba, luego sentí sus manos en mi cintura y su pene entre mis nalgas, no hice ningún movimiento y me quede como estaba, el striper empezó a restregarme su garrote y se sentí caliente, y erecto.
Esa escena me puso caliente, ver a mi amiga Diana y el chico restregándome su pene en mi culo, él por sumarte empezó a subirme la falda y me acaricio el coño por encima de mi tanguita, luego la hizo a un lado y metió un dedo en mi encharcado hoyo. Para facilitar la entrada me incline un poco al frente y el chico saco su herramienta y empezó a restregármelo encima de mi tanga, yo no soporte mas y me la baje a media rodilla y cuando me ubique nuevamente él me la estaba restregando por toda la raja, era una sensación tan deliciosa, el ver a mi amiga y yo inclinada dispuesta a que me dieran por mi coño. En eso sentí un movimiento y me empujo hasta el fondo no era tamaña verga, pero yo si la sentía rica.
El espectáculo era único, yo inclinada con un chico que estaba dando por detrás y mi amiga Diana ya le estaba mamando la verga al stripers, se veía que estaban gozando ya que Diana trataba la manera de llevarse todo el garrote hasta la garganta, el chico solo le agarraba su cabeza y la hacia que esta se la tragará mas, no tardaron mas de 5 mins. Cuando le chico se vino en la boca de Diana y esta no puedo más y saco la verga de su boca haciendo que los chorrotes le cayeran en la cara y parte del cabello. Yo no puede mas y sentí en ese momento que el chico saco su verga y se vino en mis nalgas, yo llegue a mi clímax instrudiciendome los dedos en mi hoyo y sentí su leche en todas mis nalgas. La verdad que nunca imagine haberlo hecho en la casa ajena ni mucho menos con un Stripers.
Me limpie y acomodé mi ropas y me fui directo al baño tratando la manera de ocultarme de las otras chicas que todavía no habían llegado; sentada en el servicio estaba cuando entro Diana y me comento lo que ella había vivido y que también me había visto a mi que yo también estaba gozando. Diana me comento que el chico le había pedido su numero de teléfono y que su compañero le había insistido en el mío y que si estábamos las dos dispuestas a salir con ellos. Después supimos que varias de las amigas y hasta mi hermana de Diana habían chupado pitos y una de ellas, Olivia si había cogido con uno de ellos, ahí en su propia casa.
Como ven he disfrutado gracias a mi amiga Diana…
Y Como te lo prometí Diana, acá esta el relato que me pediste que publicará y espero seguir siendo una de tus mejores amigas, con amor para Diana.

Mi Infidelidad con Oswaldo

Hola amigos de Todorelatos, el trabajo y los quehacer de una mujer lo hacen ausentarse por varios días de su pasatiempos, pero ahora vengo a contarle lo que me ha sucedido en estos últimos días, una de ellas ha sido encontrarme con un chico que se llama Oswaldo en la ciudad de San Francisco California, resulta que yo tuve que viajar de emergencia a visitar a mi madre en dicha ciudad, y gracias a Dios solo fue una falsa alarma de su corazón, los medico dijeron que no había problemas y que estaba bien, dicho eso me quede mas tranquila y me dispuse a disfrutar de una merecidas vacaciones, y así lo hice.
Revisando mi correo y mis contactos y me escribía un chico de Nombre Oswaldo y el desde que yo estaba en mi País siempre me decía y me invitaba, que cuando viniera a San Francisco lo llamará para conocernos y poder salir. Decidí llamarlo y planear una salidita.
Llego el día y salimos con Oswaldo, el desde que me vio me dijo: "Eres la mujer que imagine en todo tus relatos", me sonroje y dispusimos a ir a Cenar un Restauran, él conducía y no apartaba sus ojos de mis piernas eso me hacia sentir bien caliente, ya que él rozaba mis piernas cuando hacia los cambios de su automóvil, cenamos contamos cosas vanas y experiencias laborales y salimos de ahí, no encaminamos a un hotel, no recuerdo su nombre, pero ya en el camino y con una copas de mas yo tenia el deseo de poseerme a Oswaldo.
Llegamos al cuarto solo cerramos la puerta y nos fundimos en un beso tan rico que yo ya tenia mi vagina húmeda del deseo, el empezó a quitarme la ropa mientras yo le quitaba también la de el luego nos quedamos desnudos en medio del cuarto, yo solo sentía en mi vientre el calor de su pene rozando, fui acariciándole y besándole, su cuellos baje a sus tetillas luego si vientre, rocé todo mi cuerpo y mis tetas en su pene, lo sentía grande y con un calor que me quemaba cuando baje hasta que su pene paso por mi cuello y logre sentir el olor de hombre, sexo y eso que a todas las mujeres nos embriaga.
Yo por mi parte me sentía tan excitada que mis ojos permanecieron cerrados dejándome llevar por el momento, hasta que lleve mis manos a su entrepierna y fui sabiendo, hasta que me tope con unos huevos erizos, duros los tome y los masajee logrando sacarle un gemido de placer a Oswaldo, luego tome la base de su pene asombrándome de las dimensiones de este chico, fue en ese momento abrí los ojos llevándome esa grata sorpresa.
Fue un impulso involuntario el llevármelo a la boca, lo bese, lo mamé desde la base hasta la punta glotanomente, sentía arcadas cuando mi emoción me impulsaba a llevármelos hasta dentro. Creo que pasaron unos 5 min. Y sentí en sus piernas una rigidez avisando su corrida, pero por más que pude no puede tragar tanto semen que Oswaldo me daba.
Quedo exhausto y yo seguía limpiándome su leche que había salido mis comisuras, y parte de mis senos, el solo me acariciaba mi cabello y diciendo que nadie en esta vida lo había hecho sentir como yo se lo había hecho.
Me levante y me dirigí a la cama y me puse en cuatro patas y le mire y hice una cara de lujuria que él entendió lo que yo deseaba se acerco, poso sus manos en mis nalgas, las acaricio suavemente y llevo su lengua por toda mi raja arrancándome unos gemidos de placer al sentir su puntita en mi clítoris que para ese entonces estaba alterado y colgando, creo que ni marido me había mamado como Oswaldo, lo hizo una delicadeza que parecía que pasaba su lengua por un pétalo de rosa. Sus dedos acariciaron mi ano, y no puede mas, fue en ese momento que con un impulso hacia atrás hice que su lengua se enterrara en mi raja y me vine derramándome en su boca, solo me arrecoste sobre mi pecho dejándole mi culo a su servicio, siguió con sus caricias volviéndome nuevamente a cien… movía la punta de su lengua en el contorno de mi ano, como el mejor maestro en lamidas de ano, lo hacia bastante bien que nunca me había lamido el ano como Oswaldo… paso cerca de los 10 min. Luego sentí que se paro y dirigió su pene a la entrada de mi ano y empezó a empujar, su saliva y mis jugos, le hicieron fácil la entrada de tremendo garrote.
Sentí que me agarro de la cintura y de un solo empujón me traspaso arrancándome un alarido de dolor y deseo. Empezó su mete y saca creo que le fascinaba ver como su garrote salía casi del todo y volvía a desaparecer en mi culo porque lo hacia lentamente, así podía sentirlo en todo lo largo de su pene que me estaba matando del deseo.
No se como sucedió pero en segundos me tomo de la cintura me llevo a su cuerpo y se arrecosto en la cama y yo estaba ahora encima de el con toda su verga en mi culo me incline hacia delante apoyándome en su piernas y dándole la mejor vista nadie la había dado; creo que eso hizo que su verga creciera mas porque con la manos que sentía en cada nalga, me las estrujaba dándome a entender que eso le fascinaba y mi culo albergaba mas del tamaño de su garrote no tardamos mucho en que su venida se hiciera saber cuando sus movimientos lo hacia mucho mas fuertes que hizo que al momento que el empezó a disparar su primer chorro de semen, yo me arqueaba haciendo que la penetración fuera mas profunda y así fue que los dos nos quedamos exhaustos durante varios minutos.
Fue él que se dirigió a la ducha cuando yo ya me sentía con los deseos de levantarme me dirigí a la ducha también y entre y lo empecé a enjabonar dándole unas pasaditas por su herramienta haciendo que esta reaccionara poniéndose nuevamente a disposición, baje y le di unos lengüetazos, pero el lo que quería era darme por mi concha, ya que no lo había hecho así es que se la puse a disposición. Levanto mi pierna y de un solo empujón me penetro, la verdad que Oswaldo me daba el placer a monos llenas, le di mi espalda me arquee he hice que me penetrará en esa posición y no tarde en venirme con unas ganas enormes como si había sido el primer orgasmo. El al sentir mi venida se vació haciéndome levantarme en puntillas por las ganas de sentirme bien ensartada.
Luego de esa noche de Placer que pase con Oswaldo, le muy gentilmente me llevo a casa de mis padres y se despidió con un tierno beso.
Espero le haya gustado esta historia, y como te lo prometí Oswaldo acá esta mi experiencia que pase contigo…
Besos a todos y espero sus comentarios…
Yanny

Mi Esposo con mi Amiga Silvia

Como ya les había comentado que íbamos a tener una fiesta después que yo tuve el encuentro con mi amiga Silvia, nos reunimos para planear como íbamos a disfrutar dicha fiesta.
En realidad yo no sabia que mi amiga Silvia quería era a costarse con mi marido Roberto, y cuando ella me lo comento sentí en el fondo algo de celos, rabia de que mi mejor amiga me estaba proponiendo que le prestara a mi marido para tuvieran sexo.
Tengo que confesar que yo ya había disfrutado a Mario y en mi cama, así es que también tenia la curiosidad de cómo mi esposo iba a caer en los brazos de Silvia. Le pregunte a Silvia de cómo ella iba a hacer eso bueno me dijo si tu quieres hacemos un intercambio de parejas o yo cito a Roberto a mi casa, y hacemos lo que hicimos con Erick la ultimas vez, te pareces? Acepte porque en realidad quería que Roberto (mi esposo) lo hiciera con Silvia, y no tener en mi conciencia la infidelidad que tuve con Mario
Se llego el día y yo acudí con los nervios en todo el cuerpo, Silvia ya lo había hecho todo, ya le había llamado a mi marido para que le ayudara con un problema que ella tenia y mi esposo acudió a la cita. Ella le argumento que Mario la había golpeado y estaba con los ojos llorosos cuando mi esposo llego subieron al cuarto y le dijo a él que le iba a enseñar los moretes que tenia en el cuerpo.
Mientras tanto yo ya estaba en el cuarto de la par con la luz apagada tenia la mejor vista. Ella se subió el vestido que llevaba y mi esposo quedo como helado de la impresión de ver ese cuerpo tan bello que tiene mi amiga Silvia ella se le acerco le tomo la mano y la dirigió a su pecho haciendo un pequeño masaje, yo estaba nerviosa al ver eso pero debo de reconocer que me gustaba ver la escena que tenia ante mis ojos.
Ellos se abrazaron y empezaron a entrelazarse y besarse apasionadamente y mi amiga entre jadeos, le decía, estas como para comerte Roberto, quiero tenerte para mi y solo para mi, mi esposo le respondía: solo con siiiiiii estas bien rica ahhhh, eso me llego hasta el fondo de mi cabeza haciéndome recorrer un sensación placentera por toda mi espalda… uffff dije que sensación mas deliciosa
Se desnudaron y mi amiga Silvia ya estaba de rodillas, tomándole la verga a mi marido, empezó con un masaje leve y varios besitos en su glande, cosa que a mi marido le encantaba (a mi marido le fascina el sexo oral), Silvia abrió su boca, saco su lengua y se ponía la verga de mi marido en la lengua, la hacia azotar en sus labios y en su lengua, haciéndole un placer enorme a mi marido.
Luego mi marido le pidió a Silvia que se colocará de perrito que así la quería coger, Silvia no tardo en obedecer lo que mi marido le había pedido, pero este bajo entre medio de sus nalgas y empezó a chuparle el clítoris y le acariciaba las nalgas. Ella solo se limitaba a jadear y decir: "que rico me lo haces Roberto" "Haceme tuya ya no soporto, quiero ser tuya ya" así estuvieron en esa posición durante unos min. Luego mi esposo se coloco detrás de ella apunto su verga a la vagina de Silvia y le paso todo su pene en la raja no se la introdujo sino que hacia el roce en toda la raja de mi amiga, y creo que ella esperaba la penetración.
Continuaron en eso cuando ella soltó un grito que creo que se escucho en toda la casa, ella estrujaba las sabanas de la cama y agitaba su cabeza, su vagina la apoyaba más en la verga de Roberto.
Se arrecostaron quedando el atrás de ella, y ella levanto su pierna, se llevo las manos ahí, tomo la verga de mi marido y se la coloco en raja, mi marido empezó a introducírsela despacio y ella disfrutaba su penetración.
Yo a todo esto, estaba ya casi desnuda me había sacado los pechos de mi sostén, mi falda estaba en el suelo y mis dedos sobando mi clítoris, en eso escuche un ruido de tras de mi, volví y no vi nada continué viendo esa escena tan erótica que yo seguía con mi masaje en todo mi clítoris, metía mis dedos en mi encharcada vagina, los llevaba a mi boca y los saboreaba, volvía a introducírmelos, y los sacaba llenos de mis jugos los llevaba a mis pezones y los acariciaba halándolos, ya estaba en trance mientras ellos estaban gozando como nunca, mi marido le tenia la pierna alzada, mientras que ella le frotaba los huevos a mi marido, luego cambiaron de posición haciendo que ella estuviera de nuevo en cuatro patas.
Mi marido la se la introdujo de un solo golpe haciéndola gozar enormemente, mientras tanto yo estaba casi en la misma posición de ella, me había agachado, simulando la posición de mi amiga, prácticamente hacia los movimientos de las embestidas que mi marido le hacia a mi amiga, me llevaba las manos hacia atrás todavía mi ano, me acariciaba mi clítoris veía como se me balanceaban mis pechos simulando las embestidas.
Estaba en un trance tremendo que deseaba salir de ese cuarto y unirme a esa acto de amor, pero había algo que me detenía. Eso estaba cuando en es momento siento algo que rozo mi ano enseguida mi reincorpore sentí unas manos que recorrieron mi espalda llevándolas por debajo de mis brazos y llegando hasta mis pechos desnudos, sentí como una verga estaba en medio de mi nalgas, era Mario que lo tenia a mis espalda, empezó a besarme el cuello cosa que mi me vuelve loca con una mano acariciaba mi entrepierna llegando a mi encharcada vagina, era una sensación tan deliciosa que sentía en esos instantes tener a Mario a mis espaldas y al frente a mi marido con mi mejor amiga.
"Te gusta lo que ves" me dijo Mario al oído cuado me besaba el cuello, yo respondiéndole con un leve quejido y un ahogador siiiiiiiii Mario me encanta, me volví lo abrase y lo bese apasionadamente, el me tomaba de la cintura y me frotaba su divina verga en mi vientre, flexionaba sus rodillas hacia abajo, haciendo que su pene me rozara levemente mi vagina, estaba en el cielo, era una escena de deseo de lujuria que me cuerpo sentía en ese momento quería sacar todos esos deseos con un gran orgasmo, deseaba a gritos que Mario me enfundara con su verga.
Luego el me volvió a colocar en la misma posición que estaba cuando el llevo me incline un poco, eleve mi cara hacia enfrente y mi marido estaba acostado mientras Silvia lo montaba dándole la espalda, así es que mi marido tenia una vista de todo el culo y la chucha de mi amiga, mientras ella volvía a ver su cara hacia donde nosotros nos encontrábamos, en ese entonces note que todo esto había sido planeado por Silvia.
Yo me encontraba inclinada hacia a delante mientras Mario me empuja su verga en mi chucha, era tanto el empuje que sentía que el me levantaba con su verga, me sentía llena de esa carne tan deliciosa que tenia Mario, sus manos se alternaban de mi vagina a mis pechos, no soportaba mas sentía la venida de un fuerte orgasmos, pero Mario disminuía sus arremetidas me reincorporaba y me decía cosas al oído como: Esta bien rica Yanny, como pase todos estos días deseándote nuevamente para que fuera mía de nuevo, estoy que me muero tienes una vagina estrecha Yanny, ahhhhhhhhh que rico mi vida ahhhhhhh estoy que termino.
Sus embestidas eran suaves pero profundas, sus caricias eran tiernas, sus quejidos eran suaves, casi susurrantes, era como estar en el cielo.
Mi marido por el contrario estaba teniendo un sexo salvaje, se veía en su rostro como ese dolor que mi amiga le aplicaba a su verga lo volvía un loco, un rostro de lujuria que se les veía en los rostros.
Yo estaba que quería terminar y le dije a Mario que me diera por el culo porque ese era mi deseo después de aquella noche que yo lo tuve en mi cama, quería tenerlo en mi culo y así poder estallar en un orgasmo bestial. Mario me llevo hacia atrás se sentó en una silla con brazos a los costados se acomodo y enfundo su verga a mi ano, yo abrí mis nalgas, y empecé a bajar, sentí un dolor fuerte, ya que la punta de la verga no entraba (recordaran que le tiene un glande moustroso) me lleve los dedos a mi vagina los llene de mis jugos y roce el grande llenándolos y luego volvía a acomodar su verga en la entrada, ahora si sentía que empezaba a entrar su cabeza en mi culo y se fue haciendo paso en mi estrecho ano hasta que sentí como ya sus huevo los tenia pegados a mis nalgas.
Elevo mi pierna en el brazo de la silla, y así lo hizo con la otra, ósea que yo estaba bien abierta a todo dar, era una imagen que me hubiera gustado ver.
Mario llevo sus dedos hasta mi clítoris, mientras yo saltaba en su verga, yo trataba de llegar en lo mas alto, para que la arremetida fuera profunda pero, creo que no llegaba hasta su glande, no soporte mas y le suplique a Mario que se viniera dentro de mi (me gustan sentir la leche en mis intestinos), y así lo hizo empecé a sentir los chorros de semen que salían de su verga hasta el fondo de mi ser, con una vista, en donde se miraba que mi marido estaba soltándole todo el esperma dentro de la vagina de mi amiga, y ella soltando un orgasmos bestial, es hizo que algo me recorriera en todo el cuerpo llegando un fuerte orgasmo a mi también, mis quejidos se quedaron cortos a los de Silvia que en ese momento estábamos las dos terminando en las vergas de nuestros maridos…
Fue una de las mejores fiesta a las que he asistido, aunque en cuarto diferentes…

Espero les haya gustado mi relato, y por favor no me pregunten que si son verdaderos o no.
Todo lo que escribo es real y verdadero, por eso trato de describir todo detalladamente.

Como siempre espero sus comentarios y sus fotografías, saludos Diana, espero sigamos en contacto

Su amiga que los aprecia mucho…
Yanny